Tu conejo/a de bebé

Me encantaría volver a aquel 12 de mayo (2014) y cogerla en mi mano con delicadeza, ¡era tan mona! Y no digo que ahora no lo sea, pero es inexplicable la sensación de tener una criatura tan pequeña encima tuya…

Confieso que en un principio no se llamaba Punky, y es que cuando la compré no se sabía si era macho o hembra, por lo que pese a llamarla unas 3.000 veces al día “cosita“, le puse Kevin. La pobre tuvo que soportar que le llamara como si fuera un conejo, unas seis semanas aproximadamente.

He aquí sus dos primeras fotos:

Conejo Toy Bebé

Punky de pequeña

Las hice los días 12 y 13 y quería dejar plasmadas las dos en este post. Ya llevaba un par de días a mi lado; me habían recomendado que estuviera en su jaula dos semanas aislada del mundo, porque los conejos no se adaptan fácilmente a cambios bruscos, pero… ¿quién ha aguantado ese tiempo sin coger a su pequeño/a con lo adorables que son en esa etapa?

Actualizado 11/11

La primera foto de Lucky, mi nuevo conejo/a. Su sexo todavía se desconoce:

Conejo Toy LuckyHe creado la categoría Coloquios con la intención de conversar con todo aquel que pase por aquí y se anime a compartir sus experiencias junto a este cariñoso animal que de tantos hogares forma parte. ¡Anímate a compartir la primera foto de tu conejo/a!

¿No sabes cómo hacerlo? Ve a TinyPic y sube la foto seleccionando el archivo. Escribe el captcha y copia el cuarto enlace que la página te da. Vuelve a aquí y en un comentario pega ese enlace. Yo me encargaré de que se vea la foto cuando lo modere 🙂

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Nexus dice:

    Hola,¿donde compraste a tu conejo toy? ¿qué puedo hacer para que no me den uno que va a crecer? Gracias

    • admin dice:

      Hola Nexus, debes comprar uno de esa raza en un sitio de confianza, no sé de donde eres pero yo lo compré en Maskokotas. Este fin de semana tras un accidente de hogar murió, y voy a volver en nada de hecho a buscar otro/a. Cuidale mucho y ten cuidado a la hora de cocinar, con abrir el gas de donde no toca…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *