Cómo cuidar los dientes de tu conejo

¡28 dientes tiene tu conejo! ¿Lo sabías? Seis incisivos y veintidós premolares y molares que necesitan estar sanos. A diferencia de tus dientes, los de tu mascota carecen de esmalte, lo cual hace que se desgasten con el roce. Además, los incisivos crecen alrededor de 10 cm por año y su desarrollo excesivo es una de las principales causas de enfermedad en los conejos domésticos.

Tienes que tener en cuenta que en su hábitat, estos adorables animales se alimentan principalmente de pasto y arbustos de monte bajo, usando los incisivos para arrancar las plantas que los molares trituran. Es así como, inconscientemente, los conejos mantienen la dentadura alineada y con un desgaste constante. Que este desgaste no tenga lugar, provoca que el desplazamiento de sus dientes que puede dar lugar a la enfermedad conocida como maloclusión, que por cierto, también se da en las personas.

¿Cómo sé que mi conejo tiene mal los dientes?

En esta situación tu mascota…

  • Babea
  • Rechina los dientes
  • Sostiene la comida en la boca con cierta dificultad
  • Se comporta como si tuviera hambre pero no come
  • Bebe más de lo habitual
  • Sus ojos tienen demasiadas lágrimas y están saltones (dada la presión que el problema ejerce tras ellos)

Cómo evitar que tu conejo sufra problemas dentales

  • Revisa su boca una vez cada dos semanas, sujetándolo de manera firme y separando sus labios como en la imagen superior. Comprueba que sus dientes están correctamente alineados, que no existen roturas y que no hay problema alguno de encías (sangrado, enrojecimiento…).
  • Alimenta a tu conejo con heno de buena calidad, altos en fibra.
  • Observa sus hábitos alimenticios a menudo, para que de haber algún problema puedas llevarlo a tiempo al veterinario.
  • Acostumbra a llevar a tu conejo al veterinario de cuando en cuando, aún si realizas todo esto. Qué mejor que un especialista para comprobar el buen estado de sus dientes; tú también vas al dentista para que revise los tuyos.
  • Incluye en su dieta frutas como las manzanas, los kiwis, las peras y los mangos (sin abusar por su alto contenido en azúcares) y verduras como las acelgas, las endivias, el pepino o la alcachofa.

En caso de que tu pequeño/a ya tenga una enfermedad dental, el veterinario aplicará el tratamiento que considere, que en el caso de la maloclusión mencionada antes, consiste en anestesiar al animal para recortar los dientes afectados y eliminar los puntos que puedan ser cortantes en las encías.

También te podría gustar...

5 Respuestas

  1. Daniela dice:

    Acaban de comprarme un conejito macho de dos meses y estoy superbien

  2. Daniela dice:

    Y no se muy bien como debo cogerlo sin hacer daño ni a el ni a mi.

  3. ANDREA GAILE GONZALEZ dice:

    Espectacular la guia que das para unacuidar bien de ellos.

  4. melu dice:

    No puedo abrir los labios porque el mio es un poquito agresivo y no se deja confiar ni alzar fácilmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *